Esta niña tan pequeña
quiere ser bailarina.
no conoce ni el dolor ni la pena,
pero sabe ponerse de puntillas.

No conoce ni Mi ni Fa,
pero inclina su cuerpo,
y trata de danzar.

Gira y gira con sus pequeños brazos en el aire
y no se marea ni se sale de su lugar.

Esta niña tan pequeña,
quiere ser una bailarina.

Feliz Miércoles.