Mi oído escucha
mi corazón palpita,
el alma despierta,
mi cuerpo cobra vida y
¡ se mueve !.

La música cual magia
me hipnotiza,
me hace vibrar
me hace sentir y,
¡ bailo !.

El movimiento acompaña cada nota,
cada palpitación
cada respiro y
¡ vivo !.

Feliz Domingo.