Un día le dijo la lágrima a la sonrisa:
-Te envidio, porque siempre estás feliz
La sonrisa le dijo:
-Estás equivocada, porque muchas veces soy la máscara de tu dolor.

Feliz Martes y mucho ánimo