Sí, soy una mujer que baila,
con un poder,
que emana del corazón,
con un poder,
que me da las ganas,
de soñar y danzar.

Desde los confines del mundo,
espero que sepas,
ponerle tu nombre,
a mis palabras.

Feliz Martes y mucho ánimo.