Dos razones de vivir distintas,
la noche cae y me ofrece,
miles de oportunidades
así como me relajo,
medito pero no hago.

El día me ofrece,
llevar a cabo nis proyectos,
si en la noche lo medité,
ahora sí hago.

Nuevas fuerzas he repuesto
y como sabia en meditación,
en mi camino las llevo a cabo.

Feliz fin semana y mucho ánimo.