Hoy contemplo
mi alma
desde adentro,
pero fuera
del alma misma.

Es sublime,
grande y clara,
circula libremente:
por mi ser;
por mis movimientos,
por mi piel.

Aveces sale
de mi cuerpo,
se apena,
se pierde,
se desespera
y vuelve.

Feliz Miércoles y mucho ánimo.