Con toda la pasión del mundo
y todas mis ganas de aprender,
si tengo que inventarme el camino…
¡ me lo inventaré !.

Y cuando el vacío,
me encuentre por dentro
y cuando ande desierto a través,
cuando mis pies caminen sin rumbo…
¡ quién sabe qué encontraré !.

Quizás encuentre el océano
tras este viaje del alma y la piel…
o una noche de paz infinita
y un eterno amanecer…
Sigamos caminando.

Feliz Sábado y mucho ánimo.