Asido al cántico del alma
el amor permanece.

Como fuego arde
en la cumbre.

Más nunca en
vino añejo se convierte.

Porque es arpa
de sombra y lumbre.

Feliz Sábado y mucho ánimo.