Danza, en silenciosa armonía
en etérea coexistencia,
en el desplome de
precarias desavenencias.

Danza en la luz primigenia
en el calor de la tierra,
en algarabía,
en muchedumbre celestial.

Danza al son del remanso
del nuevo amanecer,
trino de ruiseñores.

Feliz Sábado y mucho ánimo.