Si pudiéramos detener el tiempo
el mundo sería muy distinto,
un lugar en el que,
aprenderemos a encontrarlo todo,
incluyendo la felicidad
en nosotros mismos.

Feliz semana y mucho ánimo.