Música en el alma,
genera la calma,
reaviva el silencio
y su gran misterio.

El cuerpo que escucha
pronto la hace suya,
avanza y se anima,
sabia bailarina.

Épocas de antaño
entre sus estilos,
bailes sin fronteras
surgen en los niños.

Hay manos que mueven
al compás sus dedos,
escenarios llenos
de alegría y vuelo.

Danza que ha nacido
junto con a la mujer,
y expresa en sus alas,
su magia y su nombre.

Feliz Jueves y mucho ánimo.