En tus lágrimas de vida
fui aprendiendo a valorar,
esas cosas que se sienten,
que se dicen sin hablar.

la armonía de una rosa,
el misterio de pensar,
el silencio del que llora,
la alegría del que da.

Feliz Martes y mucho ánimo.