Nunca es tarde
para cortar la cuerda,
para volver a echar
las campanas al vuelo,
para beber de ese agua,
que no ibas a beber.

Feliz Martes y mucho ánimo.