Cuando me extiendo junto al mar,
existe el agua y su palpitación
y un cielo azul cuya profundidad
es demasiado grande para mí.

Sentir el mar, su lentitud viviente,
es la magnificencia y el olvido,
pero sentir la vida de los amigos
en ser el amigo de una misma.

Antonio Gamoneda

Feliz fin de semana y mucho ánimo.