Buenos días:

Las mañanas vendrán
y después se irán,
pero yo siempre estaré allí,
para cuando necesites de mí.

Feliz Domingo.