Buenos días:

Señor: Dame café, para cambiar las cosas, que puedo…y vino para las que no puedo…

Feliz Miércoles.