Buenos días:

¿ Que cuántos años tengo ?
¡ Qué importa eso !
¡ Tengo la edad que quiero y siento !

La edad en que puedo:
Gritar sin miedo lo que pienso…
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso,
o lo desconocido…

Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.

Feliz Martes.