Buenos días:

EN EL ESTANQUE DEL DÍA…

En el estanque del día,
se han mojado tus palabras.

El «no» sin eco posible,
de tu voz embalsamada,
se está muriendo de frío
en los cristales del agua.

Mis «te quiero», salvavidas
inútiles de mis ansias,
son ceros siempre a la izquierda
de este amor sin esperanza,
de este amor, río dormido,
entre sombras y entre ramas;
de este amor, lirio sin nombre
deshojado en la mañana…

Rafael de León

Feliz Jueves.