Buenos días:

Ya brotan del sol naciente
los primeros resplandores,
dorando las altas cimas
de los encumbrados montes.

Las neblinas de los valles
hacia las alturas corren,
y de las rocas se cuelgan
o en las cañadas se esconden.

En ascuas de oro convierten,
del astro rey los fulgores,
del mar que duerme tranquilo,
las mansas ondas salobres.
sus hilos tiende el rocío.

Feliz semana.