CAÍN ERA DE IZQUIERDAS

Madrid es agradable y mentiroso. Lo dijo Miguel de Cervantes cuando los gatos eran cuatro; realmente, 20.000. Pero sólo Madrid es Corte y la lucha por el poder tiene en la capital de la gloria virulencia de motín y eco histórico.

Ahora se le ha sublevado a Pablo Iglesias la vieja guardia menchevique, el grupo antipartido, y empezarán las purgas. Los pablistas hablan de golpe de Estado. El PSOE, como siempre, mira al banquillo de la izquierda, y en el lugar donde se cruzan los caminos, se cruzan las corrientes rojas. Las tesis de abril de Carolina Bescansa han alborotado a los que nacieron en la Puerta del Sol y aspiran a tomar el balcón. Un dirigente de Podemos explica, a su manera, lo que está ocurriendo: “No sé si Abel era de derechas, pero seguro que Caín era de izquierdas. ‘Están locos estos romanos’, decía Obélix. Qué locos están estos políticos de la izquierda de Madrid”.

Respecto a la posibilidad de que el PSOE le ofreciera a Manuela Carmena la candidatura a la Alcaldía de Madrid, ya hubo un desmentido de Marta Higueras. Los rojos a la violeta afirman que Carmena sólo encabezaría, si es que la encabeza, la lista que la hizo alcaldesa: o sea, las confluencias de Podemos. Respecto a la presunta fracción en Podemos con el grupo de Errejón y Carolina Bescansa, cuentan: “Bescansa e Íñigo, parece que de respeto a los inscritos, poco. Hace falta dignidad para aceptar una derrota y no transformar las tendencias en fracciones poscongresuales”.

Cuando estalló el gran chisme, Manuela Carmena estaba en Costa Rica. Sus partidarios dijeron: “Que el PSOE la quiera para sí es la evidencia de su derrota electoral y política en Madrid. Esta vez, el conejo de la chistera no lo sacaron de Ferraz, y mira que han sacado conejos (los renovadores del PCE, CurielGarzónAlmeida…)”.

El PSOE, unos días se levanta dinástico, muy 155, y al anochecer acaba proponiendo una moción de censura para echar a Mariano Rajoy. La derecha está hecha unos zorros. Podemos, ahora que se había enderezado, se ensimisma con el documento Bescansa. “En realidad, Errejón -comentan los de Podemos- lo que había propuesto no es una lista, sino un partido independiente”.

Hablo con Antonio Miguel Carmona, superviviente de todas las crisis aunque, como Isco, juega en la selección y está en el banquillo de su partido. “Podemos -explica- es un partido muy plural. Pablo viene del PCE; Errejón es peronista; Echenique, de Ciudadanos y Verstrynge, de Alianza Popular. Y yo creo que, si el PSOE es el PSOE, puede ganar en Madrid. Lo de Carmena es tan sólo una conversación. ¿Yo? Yo haré lo que diga Franco y Franco hará lo que digan los militantes, porque habrá primarias».

Raúl del Pozo ( El Mundo )