CAMBIO Y ALTERNANCIA

Un rasgo que caracteriza a la democracia española es la incultura política que acompaña a un buen número de ciudadanos. Por eso se le llama fascista a cualquiera que no comparte tus ideas y los comunistas aparecen como regeneradores de la nada.

Como consecuencia de ese analfabetismo rampante, se desprecian valores fundamentales en democracia como son la alternancia y la renovación. Los protagonistas de la portada de ABC de hoy son una manifestación de la salud del centro-derecha y del juego político español, a pesar del guirigay en el que habitamos.

Pasará el tiempo y todo habrá ido a mejor. Casado y Martínez-Almeida representan el rostro fresco de una opción política consolidada y enraizada en la vida de España. No hay nueva ni vieja política. Hay buena o mala política. Ellos están obligados a ofrecer una alternativa posible al endeble Sánchez.

No lo tienen fácil, pero representan eso: cambio y alternancia, dos materiales con los que se cimienta el edificio de la democracia.

El Astrolabio ( ABC )

viñeta de Linda Galmor