CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL PEDRO SÁNCHEZ

Le dirijo la presente –misiva- con el objeto de analizar su –nefasto- recorrido como presidente de España.

Desde que inició su singladura política, -o mejor dicho cuando apareció “en la política nacional”, antes no le conocía ni el sereno de la -calle donde habitaba-, ya intentó buscar protagonismo utilizando, nuestro idioma –el castellano-, apelando al –inclusivismo- más burdo y grosero, intentando romper la idiosincrasia de nuestro idioma, que hablan casi 800 millones de personas en el mundo, es usted el primer presidente de España que ha sido llamado al orden por la Real Academia de la Lengua, por su forma inadecuada de hacer uso de la misma.

Su execrable –pomposidad- le pierde, le gusta llegar a los sitios donde comparece como presidente de España, a bordo de un Falcón pilotado por un jefe u oficial del Ejercito del Aire, no obstante sus características personales no cuadran a la hora de ser recibido por un representante del país que visita, usted es tan vulgar que -carece del conocimiento de los protocolos más utilizados en estos actos-, algo que ha evidenciado en muchas ocasiones ridiculizándose así mismo y sus acompañantes.

La –lujuria- del poder le esta complicando la –vida- a usted y a cuantos habitamos en esta España donde la vulgaridad se hace cada día más intensa, como consecuencia de su –innoble- y desleal comportamiento, las personas que comparten con usted el gobierno, son de su misma –calaña, analfabetos potenciales, plagiadores-, donde para estar a su altura repiten como suma frecuencia, -eso de amigos y amigas, compañeros y compañeras-, con esa retorica simplona que les revisten, donde los ministros Celáa, Abalos, Calvo, Montero, que son los más retrógrados, dándose la circunstancia que la vicepresidenta Carmen Calvo dando rienda suelta a su –incuria-, manifiesta que el parlamento de los Diputados debería llamarse solo –Parlamento Español- ya que en el mismo hay –diputados y diputadas-, dando como bueno el inclusivismo que adorna a Sánchez, su mentor.

Ayer (21.01.20), en su disertación en el Foro Internacional de la Economía, que se esta celebrando en la ciudad de Davos (Suiza), una vez más se cubrió de gloria –haciendo el ridículo más espantoso-, donde la asistencia a esa disertación que el presidente de los EE.UU., Donald Trump, había realizado el día anterior había rebasado con creces el aforo total del lugar, usted no llegó a cubrir ni un 20%, teniendo los promotores de este evento que reordenar la colocación de las sillas, para que no se notara la falta de asistencia a su charla.

A usted se le conoce en el mundo entero como un mitómano compulsivo amante de la demagogia, donde además su desconocimiento de los temas que trata lo vulgarizan, convirtiéndose en el hazmerreir de todos los que asisten a estos foros internacionales.

Su tremenda cobardía esta llevando a España a unas cotas jamás imaginadas, pero quisiera advertirle -aun lamentándolo por lo pueda suponer- el día menos pensado puede “saltar” la liebre y lo dejaran –compuesto y sin novia-. El JEMAD, Fernando Alejandre en la celebración de la Purísima Concepción Patrona del nuestra Gloriosa Infantería en el Alcázar de Toledo, ya lo dijo claro y alto: “-Si la situación lo demanda España sabe que puede contar con su Infantería-“. ¡Amenaza, advertencia o ambas cosas!, solo el general citado, y Dios nuestro Señor, conocen el significado de tan “patriótica” expresión, que no podía haber escogido, para dejar este aviso un lugar con tanta historia como es el heroico Alcázar, donde se libró una de las más encarnizadas batallas habidas durante la Guerra Civil.

Su ignorancia es tan grande que no se da cuenta el daño que le esta haciendo España, -somos conscientes de que tan glorioso y estimado nombre no le dice nada-, ya que su sentimientos como español no existe, al tratarse de un –arribista-, cuya mentalidad obtusa raya en la paranoia.

Que Dios ponga su mano y nos libre de tanta estulticia e indecencia, y que en España vuelva a brillar el sol de la honestidad y la honradez, que estos delincuentes nos han ido quitando, con único fin de conseguir la ruptura de España.

Ahora se sube el sueldo que percibe por servir a España, algo que no hace-, y a los cuatro de sus vicepresidentes-, mientras la mayoría de los españoles se las ven se las desean para llegar con sus irrisorios emolumentos a fin de mes, se olvida de los pensionistas y de los funcionarios.

En Davos ante una selecta audiencia manifiesta que la economía en España va bien, cuando hace unos días el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y la operadora Standard and Pool, le rebajaron el crecimiento en casi un punto porcentual, si embargo y sin tener en cuenta lo que dice, cita que en España hay casi 2.200.000 de menores que pasan hambre, contradiciéndose en lo manifestado anteriormente donde citó que la “economía española iba bien”.

En usted un ser -incomprensible-, donde varía sus discursos según sople la dirección del viento, si recurrimos a la –meteorología-, esa forma de proceder se asemeja mucho a la función que ejerce un aparato conocido como la “veleta”, que determina la dirección del viento, y que en muchos casos se le suele aplicar a más de un sujeto dada su –variabilidad- de opinión.

España no se merece tener un presidente de sus características, “-váyase señor Sánchez, váyase-“.

Juan Dávila-García ( El Correo de Madrid )