Ya lo he dicho en más de una ocasión y lo vuelvo a decir una vez más. A mis 82 años yo tengo 3 mujeres: Isabel, Macarena y Cayetana. O sea, y para que no haya dudas: Isabel Díaz Ayuso, la Presidenta de la Comunidad de Madrid; Macarena Olona, hasta ayer líder de VOX; y Cayetana Álvarez de Toledo, el azote parlamentario del PSOE, durante su etapa de portavoz del PP.

3 mujeres increíbles que brillan por sus méritos y su valía intelectual, por su valor político e incluso por su presencia física.

De dos de ellas he escrito y estoy escribiendo estos días (en este siempre acogedor “Correo de España” de mis “caprichos mentales”),  de doña Isabel por el garrotazo eléctrico que le ha dado al traidor y mentiroso don Sánchez; de doña Macarena, por su extraña y lastimosa “salida” de VOX y hoy, por tanto, me toca hablar de doña Cayetana.

Porque doña Cayetana (por cierto, hoy celebra su santo, así que felicidades), la autora de ese gran libro titulado “Políticamente indeseable”, ha desaparecido y no sabemos ni dónde está. ¡Una pena!

Pero hablar de Cayetana Álvarez de Toledo es señalar el gran error que está cometiendo don Alberto Núñez Feijóo:

¿Cómo es posible que el hombre que quiere centrar, moderar, modernizar, el PP, se haya olvidado de la mujer más culta, más preparada que tiene el Partido, y la mejor oradora parlamentaria?

¿Cómo es posible que haya dejado fuera de su equipo a la mujer que llegó a ridiculizar a la Vicepresidenta doña Carmen Calvo e, incluso, al mismísimo Presidente de la Moncloa?

¿Cómo es posible que la más liberal del liberalismo moderno español no esté ya de nuevo, y con más honores en el Parlamento como portavoz?

¿Cómo es posible que no la  haya nombrado ya como coordinadora con poder de la “Convención de Ideas y Programa político” que antes o después tendrá que convocar para fijar la posición del PP? (aunque, al parecer, también en esto, la señora Ayuso ya se le ha adelantado al menos en las fechas)

Yo, y los 5.000 amigos que me siguen por este “cacharro”, pienso que , que el “moderado” don Alberto ha sido, es y está siendo víctima de los celos, que ya se han apoderado de él, y la ha situado en el mismo rincón que tiene a Isabel Ayuso.

Los celos que le hicieron caer a don Casado y a don Egea… y es que los “Jefes” del PP no se sienten cómodos con tener a su lado caras, cabezas, que les ganen en carisma. ¡¡¡Moderados, moderados, moderados!!! ¡¡¡Obedientes, obedientes, obedientes!!! ¡¡¡Lo que tú digas, lo que tú digas, lo que tú digas!!!

Y esto es lo que le está pasando a Núñez Feijóo. Algunos de su entorno dicen que don Alberto se come las uñas cada vez que habla doña Isabel y aunque en público haga y diga como que la apoya es para disimular, ya que él sabe mejor que nadie que la Ayuso es mucha Ayuso y que se lo está comiendo a dentelladas diarias. Así que figúrense el pánico que ya le ha cogido a doña Cayetana. A una mujer se la puede controlar, a dos te comen.

Por eso, hablo del “error Feijóo” (como hablo del famoso  “El error Berenguer” de Ortega, que se cargó la Monarquía), y que don Alberto se está equivocando.

Y a la vista está. Cuca no es CayetanaMi Cayetana.

Julio Merino ( El Correo de España )