CHIRIPITIFLAÚTICOS

El ministro Duque, que más que astronauta parece extraterrestre (¿dejóse la cabeza en el segundo viaje al espacio?) declaró ayer en el Senado (y no hubo pateo) que «hoy por hoy no es una opción válida, ni aquí ni en ningún otro país, hacer test masivos a todo el mundo para ver si son portadores de la enfermedad, e iniciar la desescalada» y considera que quien los pide (la oposición) o «no le han aconsejado bien» o son víctimas de una voluntad de «engañar de forma deliberada» (¿aludiendo a los aconsejadores doctores Rubén Moreno Palanques o Juan Martínez Hernández?

Lean a la juiciosa investigadora Montserrat Gomendio sobre el testeo).

Fernando Simón y el astronauta chiripitifláutico habrán de responder ante la ciencia, ante la justicia de los hombres y ante el eterno: por su misión, gestión y comunicación. Vale.

Tadeu ( El Mundo )