CINISMO Y VICTIMISMO DE TRAPERO Y JUNQUERAS

Acusadode dos delitos de sedición y uno de organización criminal por la Audiencia Nacional, el ex Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha vuelto a desmarcarse del procés en el recurso presentado contra su auto de procesamiento. En un ejercicio de cinismo, que por desgracia ya no sorprende viniendo de los sectores más comprometidos con el independentismo, Trapero pretende hacer creer a la juez Lamela que el Cuerpo que él dirigía quería respetar la ley y que comunicó a PuigdemontJunqueras y Forn que los Mossos no aprobaban la celebración del referéndum.

Lamela, sin embargo, expuso en su auto del pasado 5 de abril que Trapero formaba parte de una operación jerarquizada y sincronizada con el plan de la organización criminal en cuya cúspide se encontraba el presidente de la Generalitat. La juez argumenta que, tanto en los incidentes del 20 y 21 de septiembre como en el 1-O, incumplieron su obligación de actuar.

Por su parte, y ya en el TS, Junqueras volvió a interpretar su patético papel de víctima “ideológica”, se presentó como un hombre conciliador y reiteró que “convocar un referéndum no es delito”. También aseguró que no se ha dedicado un “solo euro” al procés. Algo que tendrán que dirimir los tribunales.

El Mundo

viñeta de Agustín Muro