Que la política española es un circo de 20 mil pistas, no escapa a nadie. Pero que lo hagan tan a las claras debería de cabrear, incluso, a las almas más tranquilas y pusilánimes.

Vemos como los políticos se ríen entre ellos, todos “enemigos” y tan amigos. Vemos como nos expolian impunemente, creando cargos nuevos a cada minuto y tramas de corrupción tan impunes como sabidas. Vemos como cada vez son más (un político jamás se retira del expolio, sino que cambia la manera de hacerlo, dejando la actividad política pública y trincando desde otros lugares más anónimos y, por supuesto, públicos.

Suma y sigue y pilla la calculadora que la cuenta es tocha). Vemos como incumplen todas y cada una de sus promesas electorales y que, ningún partido, se opone a otros; salvo de cara a la galería. Pero ver es una cualidad del que no está ciego… y me temo que el paisanaje español está ciego, sordo y mudo (sobre todo ahora con el bozal del congojavirus).

¿Sólo yo me cosco del burdo y falaz circo que es la política? El ejemplo de las sesiones de control parlamentario es BRUTAL. La oposición interpela y pregunta (hacen estas 2 distinciones estos gilipollas, para darse enjundia) al Gobierno… para “controlarle”. El Gobierno “estudia sesudamente” las preguntas durante una semana, para responderlas en una sesión del Congreso.

El que pregunta, contesta al interpelado… y las 3 patas de esta mesa coja (pregunta-respuesta-réplica a la respuesta) son leídas por los politicuchos, es decir: siguen un guión –muy mal escrito, por cierto –. ¿Cómo tienen los santos cojones de leer una réplica a la respuesta de una pregunta, es decir: a algo que desconocían?.

Pero qué vamos a esperar de este país desquiciado de truhanes sin talento alguno ni para hacerle un truco de magia a un bebé… este país que dice ser democrático y tener división de poderes… cuando el poder ejecutivo y legislativo lo ejercen las mismas personas (ministros y diputados al mismo tiempo) y el judicial es elegido por el legislativo…

En fin, una pena que merece la pena ser reída, por ejemplo en este vídeo que he hecho.

PASEN Y VEAN

César Bakken Tristán ( El Correo de España )