Las cosas pintan color de hormiga. No es exagerado afirmar que desde la década de los treinta no habían concurrido en España tantas circunstancias propicias a la catástrofe.

Pero no todo puede ser malo. Es pura estadística. Algo tiene que haber de positivo entre tanta inepcia, tanta perfidia y tanto disparate. Algo bueno ha de haber, pero ¿qué?

Eso les hemos preguntado a nuestros poetas, y así nos han respondido:

LA TRICOLOR LO ARREGLA
por Monsieur de Sans-Foy

¿Qué cábala nos va a quitar el hambre?
¿Qué va a resucitar la economía,
sacándonos del paro y la cochambre?
¡República, tu nombre es alegría!

Mentarte solamente da calambre
a frailes en su gótica abadía
y carcas con heráldica raigambre.
Escuchen mi valiente profecía:

El día que en España no haya Rey,
¡Azaña, con sus gafas de carey,
habrá resucitado en Echenique!

Sin Rey, no quedará soberanía
ni nadie entre la charlatanería
que frene el cuartelazo bolchevique.

LO ARREGLA EL FEMINISMO
por Fray Josepho

España está muy mal (quicir, lo siento,
no digo “España”, no, sino “el Estado”).
Y está muy mal por lo del patriarcado,
que nos oprime, sórdido y violento.

El macho actual, con su desabrimiento
sojuzgador, igual que en el pasado,
tiene al país jodido y malogrado,
y a la mujer molida y sin aliento.

Maldito patriarcado destructivo,
que, a base de lenguaje no inclusivo,
nos vejas, nos oprimes y nos jodes.

¡Heteropatriarcado, atiende, escucha!
¡Te venceremos pronto, con la lucha
de todas y de todos y de todes!

Libertad Digital