COMPRADO, NO: AL SERVICIO, SÍ

Hace unos días, un troll de Podemos me acusó de estar comprado y al servicio de las Fuerzas Armadas. Se sumaron otros a la acusación. Les explico con sosiego mi situación. Desde que juré lealtad a la Bandera de todos los españoles, vivo inmerso en mi juramento.

Estoy, pues, al servicio de quienes mejor la custodian, la honran y la defienden, que son los militares. Comprado, jamás. Si de algo presumo es de no haber percibido nunca compensación económica por los actos culturales que he tenido el honor de protagonizar en academias, regimientos y unidades militares de toda España. Quiero y admiro a los militares y me siento uno más entre ellos.

Y les debo gratitud permanente. Ellos me dieron ejemplo de patriotismo, honestidad, disciplina, justicia, cortesía hacia los demás y vocación de servicio…

Alfonso Ussía ( La Razón )