CONJURA ECONÓMICA

Manuel Pizarro nos advirtió en marzo de 2008 sobre los peligros de gestionar mal la economía. Eran los tiempos en que Zapatero llamaba antipatriotas a aquellos que mostraban su preocupación por la desaceleración española.

El socialismo ganó las elecciones y el resto de la historia es bien conocida: batimos récord de parados y sufrimos una de las peores crisis contemporáneas.

Me temo que ahora andamos en algo parecido a lo de hace once años. Más o menos. La industria se desploma, el consumo interno se frena, el comercio electrónico ahoga al tradicional, el sector automovilístico solo recibe ataques de este Gobierno naíf, el turismo depende del Brexit y del frenazo alemán…

Un presidente responsable debería analizar todo ese panorama y preparar a su país para navegar lo mejor posible en la tormenta que se avecina… Sin embargo, Sánchez se limita al marketing de tumbas y a tomar decisiones contra la economía productiva y la competitividad de España. En 2008, ganó Zapatero y ya sabemos lo que ocurrió después.

El Astrolabio ( ABC )