CONSIENTE UN SIERVO

El Anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual propone una definición de lo que, una vez la ley aprobada, habrán de entender los tribunales de Justicia por «violencia sexual»: «cualquier acto de naturaleza sexual no consentido, o que condicione el libre desarrollo de la vida sexual en cualquier ámbito público o privado».

Como todo texto legal, tendrá consecuencias judiciales graves. Convendría, pues, que los legisladores se cuidaran del rigor en lo enunciado. Lo ambiguo y lo metafórico son letales de necesidad en un texto legal.

La polisemia, legítima en otros ámbitos literarios, está prohibida en la literatura jurídica. Violar esa prohibición es algo que acaba por pagar caro el ciudadano.

Gabriel Albiac ( ABC )

viñeta de Linda galmor