CONSULTAS

Esperpénticas las consultas a la militancia para blanquear decisiones que no quieren delegar los partidos en la votancia: desde el chalet de Galapagar hasta la pregunta reversible de ERC: «¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Sánchez si no hay un acuerdo previo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?», que podría declinarse: «¿Está de acuerdo en apoyar la investidura de Sánchez si hay un etc?».

El PSOE, er(re) que er(r)e, al menos siempre pregunta la misma pregunta retórica: «¿Quieres un gobierno ‘progresista’?».

El con quién es lo de menos: a base de Eres, Cs, UP, PNV, ERC o Bildu… Se agradece que Vox y el PP no caigan -de momento- en la manía consultadora (podrían preguntar si Colón era español. Cs, al menos, se ahorrará convocar a su plaza esta vez).

Tadeu ( El Mundo )