CONTENTE, PABLO

No tengas hijos, Pablo, no. Contente.
Ponte condón, o algún otro artificio.
O abstente a rajatabla del fornicio.
O lígate el conducto deferente.

O vete a Chueca, a sitios con ambiente,
y ábrete a practicar otro ejercicio.
Muda de usanza, Pablo, y de orificio,
que eso ya no es un hábito indecente.

En serio, Pablo, vuélvete infecundo:
que ya hay muchas personas en el mundo.
Sigue, si puedes, célibe y soltero.

A tu ola de lujuria ponle diques.
Oye mi ruego: no te multipliques.
O multiplícate, pero por cero.

Fray Josepho ( Libertad Digital )