CONTRA NUESTRA POSVERDAD

El profesor Lee McIntyre deja poco espacio para el optimismo. Pero nos pone a todos ante nuestra propia responsabilidad.

«Una de las formas más importantes de combatir la posverdad es combatirla dentro de nosotros mismos. No deberíamos suponer que la posverdad se encuentra sólo en los demás, o que es el resultado de problemas de los otros. Es fácil identificar una verdad que otras personas no quieren ver. ¿Cuántos de nosotros estamos preparados para hacer esto con nuestras propias creencias?«.

Es interesante este punto de vista. Porque hay días en España en los que parece que todo el mundo -usuarios de las redes, partidos políticos y periodistas- tiene su propia posverdad. Y, oye, tan a gusto.

Lucía Méndez ( El Mundo )