DE OTROS SÁNCHEZ

Aunque el lector tal vez no lo crea, a mí me gusta poquísimo escribir sobre Sánchez, el hombre que palidece ante las urnas, y menos todavía del nacionalismo catalán.

Me gustaría reflexionar más sobre un presidente comprometido con el bien común, austero en las formas, humilde en el fondo, patriota, que hubiese llegado al Gobierno después de contraer un buen número de méritos con la sociedad y en otras experiencias profesionales.

Un hombre que tuviese refrenadas las pasiones gracias a distintas trayectorias vitales y que, sobre todo, contase con una firme fe democrática, que no le permitiese sentirse neutral ante la náusea de los golpistas catalanes y que no le valiese todo para estar sentado en un lugar donde los ciudadanos no le hubiesen puesto.

Se pueden imaginar que ese no es el retrato de este Sánchez. Fíjense qué poco coraje democrático tiene el personaje, que no fue ni capaz de defender la Constitución española en la nota emitida tras reunirse con Torra. Se empieza aceptando los votos de los golpistas, más tarde se silencia la Constitución… y ya veremos dónde terminan.

El Astrolabio ( ABC )

viñeta de Linda Galmor