DE PABLO IGLESIAS TURRIÓN

–¿De qué coletudo hablo?
–¡De Pablo!

–¿Quién sufre olvidos (o amnesias)?
–¡Iglesias!

–¿Y se compró un casoplón?
–¡Turrión!

No hay peor devastación
ni nada más anacrónico
ni contrario a la razón
que el credo decimonónico
de Pablo Iglesias Turrión.
Fray Josepho
Libertad Digital
viñeta de Linda Galmor