Realmente, cuando la imagen es clara, y muestra de forma aislada y definida cada uno de los puntos que desea comunicar, vale mucho más que mil palabras.
Al artículo que hace dos semanas publicamos en El Correo de España, y en el que mostrábamos las consecuencias personales profundas que la sodomía (ahora llamada pérfidamente homosexualidad o derechos lgtbi+) tiene sobre nuestra vida física, psíquica y espiritual, ahora añadimos esta segunda parte de una trilogía que, Dios mediante, publicaremos con el título » De la Sodomía».
Hoy mostraremos el ámbito social o político y en la tercera parte, Dios mediante, qué debería hacer una formación o movimiento político resistente a modo de »baluarte o bastión» para el saneamiento nacional, patriota y popular.
Es incuestionable que los medios o instituciones públicas, con el respaldo servil de los medios de comunicación y propaganda globalistas, y determinadas editoriales o »centros de ocio y entretenimiento», no sólo se ocupan de corromper nuestras mentes, nuestras relaciones personales (de amistad, sexuales, laborales y de camaradería o fraternidad) y el interior de nuestras familias (cambiando incluso su naturaleza y fines) sino que también tiene un ámbito de acción, en realidad de Guerra Psicológica, mucho más amplio, considerado como social, popular o nacional. Es un ámbito de influencia deseado para disolver no sólo nuestras mentes y fuerzas morales o espirituales, sino también nuestra integridad familiar, social y nacional o patriota.
Desde muchos frentes públicos provienen estas campañas de guerra psicológica contra nosotros, pero usan una red organizada que podemos identificar para nuestra defensa.
La ONU puede ser considerada como la fuente institucional de ámbito global o internacional más visible (aunque tras ella hay grupos familiares y de Usura con nombres y apellidos concretos, como Rothschild, Soros, Gates, Clinton, Morgan o Rockefeller) y más responsable, y desde la que emanan las directrices de la Agenda 2030 bajo los lemas latinos:
Ordo ab Caos y Solve et Coagula (Orden desde el Caos, y Disuelve y Coagula).
Establecen sus puntos básicos para »construir» su llamado Nuevo Orden Mundial (en realidad una reedición de la Torre de Babel, plan satánico de suplantación de Dios en todos los aspectos) y los ponen en movimiento para influir desde diversos focos.
Para ello la ONU hace uso de otras instituciones regionales, nacionales o municipales para »implementar», al más puro estilo comunista, sus directrices.
Algunas de esas instituciones son el actual Ministerio de la Agenda 2030 y, de manera más concreta, la Consejería Social de la Generalidad Valenciana y el Ayuntamiento de Valencia que no sólo apoyan toda la Agenda lgtbi+ y la Agenda 2030 sino otras »prácticas sexuales» depravadas como el sexo anal generalizado en jóvenes y adultos (de esta repugnante campaña promovida por Ximo Puig hablamos hace unas semanas en ECDE) y la pedofilia, que no sólo es un pecado que clama a los Cielos y la Justa Ira de Dios, sino que es un verdadero delito que exige la pena final, dada su naturaleza.
Para concluir, y como hemos dicho al principio del artículo, volvemos a afirmar que »una imagen vale más que mil palabras».
Observe el lector atentamente las dos fotos que tomadas, directamente desde la parada del bus y a la marquesina publicitaria de la Empresa Municipal de Transportes del Ayuntamiento de Valencia, y que publicamos hoy en exclusiva en este artículo de El Correo de España, y juzgue el lector la gravedad del asunto. Juzgue en conciencia, por Amor de Dios, el lector…
¡¡¡ Ayudadnos a ser justos Señor Jesucristo y Santa María pues nuestra Tierra, Hispania, está Consagrada a Vos por Siempre !!!
Daniel Ponce ( el Correo de España )