EL DEBER DE RAJOY ES RESTAURAR YA LA LEGALIDAD

La abierta felonía de las autoridades catalanas y el quebranto económico causado -la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cuantifica el coste de la crisis catalana en 13.000 millones de euros- exigen una reacción contundente. Rajoy tiene que dejar claro que el Gobierno usará todos los resortes que contempla la ley para restituir el orden constitucional en Cataluña. Y que lo hará con el suficiente liderazgo operativo y político que permita preservar los derechos y libertades de todos los españoles y, al mismo tiempo, enviar una señal de confianza a ciudadanos y empresarios.

Rajoy acierta al negociar con PSOE y Ciudadanos la aplicación del artículo 155, aunque es evidente que cualquier estrategia pasa por asumir el control, al menos, de la Consejería de Economía y de los Mossos d’Esquadra. En todo caso, resulta fundamental que el presidente supere el vértigo que parece suponerle activar este recurso, al margen de las medidas definitivas que el Gobierno someta a votación del Senado al amparo del 155. Es una exigencia inexcusable, clamorosa y urgente que el Estado restituya el marco constitucional en Cataluña.

El Mundo