DEFENDER LA ALEGRÍA…

Defender la alegría como una trinchera,
defendedla del escándalo y la rutina,
de la miseria y los miserables,
de las ausencias transitorias,
y las definitivas…

Mario Benedetti