Cuando Xavi tapaba los colores de España

savi

Cuando Xavi tapaba los colores de España.

“Siempre es un honor defender los colores de Cataluña”, dijo ayer el futbolista Xavi Hernández antes de su partido con la selección de Cataluña contra Túnez, una declaración que no me llamaría la atención si no fuera porque este mismo jugador fue el mismo que ocultó en su día los colores de España (Lo contó el diario Sport con la fotografía de más arriba) Y, sobre todo, si este jugador no representara perfectamente las razones por la que el nacionalismo es dominante y apabullante en Cataluña mucho más allá del número real de catalanes que lo apoyan.

Porque la mayoría, como Xavi, tiene miedo a decir cualquier otra cosa que moleste a los nacionalistas. Xavi, un jugador que tanto ha significado en la selección española y que, sin embargo, habla de Cataluña como “su país” y de España como otra tierra que “le acoge”. “Yo siempre miraré por el bien de mi país que es Cataluña”, dijo hace algún tiempo, a lo que añadió ayer que “No puedo hablar mal de nada, ni de Cataluña, lógicamente, que es mi tierra, ni de España, que me ha acogido siempre bien”.

También dijo que no quería posicionarse políticamente. Ahora bien, lo que añadió era, por supuesto, muy del gusto de los independentistas, cuando señaló que “entiende” a Guardiola, el independentista, y a Marc Crosas, ese otro futbolista independentista que prefiere jugar, ha dicho él mismo, con la selección de México que con la de España.

Y la clave de la exitosa presión nacionalista no es solo que casi nadie se atreva a llevar la contraria, o que la mayoría, como Xavi, se esfuercen en gustar a los nacionalistas. Hay otro factor igual de importante que es el lamentable entusiasmo con el que este tipo de perfiles son acogidos en el resto de España, como supuestos representantes de una especie de puente entre catalanes y resto de españoles. A Xavi hasta le dieron el Príncipe de Asturias 2012 junto a Casillas por, asombroso, “haber contribuido a limar las tradicionales diferencias entre jugadores y aficiones”, un hombre que hasta está obsesionado en cada entrevista por criticar a Cristiano Ronaldo y afirmar que Messi es el mejor del mundo, proclamación también exigida por el nacionalismo catalán por aquello de que Messi es “catalán”, como dice Bartomeu, y Cristiano juega en ese club tan español como es el Real Madrid.

Mostrar pasión por “los colores de Cataluña” y esconder los de España es garantía de éxito en Cataluña…y en el resto de España. Xavi es un gran ejemplo.

Edurne Uriarte ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*