El día que Ángel Villar abofeteó a Cruyff

villar

Jugó en el Athletic desde 1971 a 1981. Pionero del pase atrás, se hizo famoso por el incidente: «Casi me rompe en una entrada y me calenté»

Únicamente celebró un título en su vida. Ganó la Copa del Generalísimo en 1973 (2-0 frente al Castellón) con ese equipazo liderado por Íribar. También fue finalista de la Copa de la UEFA en 1977, ganada por la Juventus. Pero del mundo del fútbol recordará a Villar eternamente por propinar un puñetazo a Cruyff, el 24 de marzo de 1974 en San Mamés. Se hizo famoso en todo el planeta, pues el holandés era el mejor jugador del universo. Los madridistas, con humor, siempre han manifestado que fue lo mejor que Villar hizo en su vida.

El relato de lo sucedido, sus consecuencias y el análisis del bilbaíno con el paso del tiempo permite conocer mejor a Ángel María persona, sincero y con sorna. Villar, con la fuerza de los 24 años, era el encargado de marcar a Cruyff en los duelos entre Athletic y Barcelona. Ya tuvieron sus roces en el enfrentamiento del Camp Nou (2-0). Su disciplina y su tozudez le hacían el hombre indicado para perseguir a la estrella que unos meses antes había liderado el 0-5 al Real Madrid en el Bernabéu. Aquel 24 de marzo, Villar golpeó a Cruyff porque se sintió provocado: «Me pegó una patada que casi me rompe», manifestó. «Me destrozó unas espinilleras nuevas que me trajeron de Inglaterra. Si no es por ellas me parte la tibia. Me calenté y le quise dar un puñetazo». Soto Montesinos le expulsó. Fue sancionado con cuatro partidos y multado con cien mil pesetas que el presidente del club, Eguidazu, duplicó. Era todo un sueldo. «Y más».

http://www.abc.es/deportes/futbol/20151018/abci-villar-abofeteo-cruyff-201510172115.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*