UN LAZO NADA DEPORTIVO

guardiolax

UN LAZO NADA DEPORTIVO

El fútbol inglés vivió ayer una cita apasionante con el derby entre el Manchester United y el City. Y Mourinho, técnico del primero, se encargó de calentarlo cuestionando a su eterno rival, Guardiola, por lucir en los campos el lazo amarillo en apoyo a los dirigentes independentistas catalanes en prisión preventiva, acusados de sedición y rebelión. Lo cierto es que el ex entrenador del Barça está obsesionado con politizar el deporte.

No está claro si en los encuentros de la liga inglesa viola alguna norma al llevar ese lazo. Pero cuando lo hace en los partidos de la Champions sí incumple las reglas de la UEFA, que prohíbe llevar símbolos de naturaleza política. Guardiola tiene un brillante historial futbolístico, pero no está por encima del bien y del mal.