El triunfo de dos españoles

rafay

El triunfo de dos españoles.

Rafa Nadal y Mark López han ganado la medalla de oro en la final de dobles de tenis en la Olimpiada de Río, y al recoger su bien merecido galardón , vieron que un capullo independentistas catalán exhibía una señera reclamando ese triunfo para su causa separatista.

El ignorante debió creer que , al ser uno catalán y otro mallorquín representaban su idea de una Cataluña independiente pero ellos , molestos por ese intento de ser utilizados, le hicieron un gesto regándolo.

Ambos deportistas que son y se consideran españoles, además de mallorquín y catalán, entendieron que estaba de sobra la payasada inoportuna del aficionado y le aclararon su confusión para que desistiera de su estúpido intento de atribuir a su causa un triunfo que no les corresponde.

Los países por lo general pero sobre todo algunas organizaciones políticas intentan confundir los logros deportivos con gestas patrióticas, no porque sus dirigentes crean demasiado en los valores de la nación sino porque les viene bien vender como méritos propios el esfuerzo de unos pocos.

La historia de las olimpiadas ofrece algunos ejemplos en los que el divorcio entre los deportistas y sus políticos ha hecho que no se pueda disimular la falta de sintonía entre ambos porque la dignidad de algunos atletas les ha llevado a aprovechar esos eventos, transmitidos al todo el mundo por los medios de comunicación, para hacer públicas sus diferencias pero también ha demostrado que algunos gobiernos soportaban a duras penas solo a los mejores. Jese Owens, por el hecho de ser negro, no era del agrado del gobierno su país y menos aún de Hitler , pero tuvieron que soportarle en la Olimpiada de Berlín porque era el mejor atleta o en las olimpiadas de Méjico los atletas negros al recoger sus medallas alzaron su puño cerrado embutido en un guante negro para exhibir ante el mundo las exigencias políticas y sociales del black power.

Lo mejores deportistas cuando además de músculo tienen cabeza y principios , hoy en día son verdaderos líderes de opinión , y sus gestos coherentes y también osados, sirven como ejemplo para quienes no tienen el valor de decirle a cantamañanas como Más o Puigdemont que dejen de mear fuera del tiesto.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*