POR TUS HIJOS TE CORROMPERÁS

villart

POR TUS HIJOS TE CORROMPERÁS

He tenido la oportunidad de conocer a Jordi Pujol y a Ángel Villar, el primero de forma lateral y el segundo de manera directa. Ambos mostraban un mal de la política, ordinaria o deportiva, como es el apego al poder que deviene en un presidencialismo enfermizo y conduce a la parálisis a las organizaciones, sin masa crítica ni debate interno. Pujol lo rehuía con el “avui no toca”, versión catalana del no comment. Villar, con el silenco.

Más allá del 3%, una de las formas de la irregular financiación de partidos, o las prebendas a cambio de votos, mal endémico del sistema federativo, no les imaginaba con la mano en la caja, como vulgares sátrapas. Ante las revelaciones, concretamente en el caso de Villar, siento decepción personal y fracaso profesional. Ambos tienen algo más en común, hijos entre los bastidores de su actividad, las administraciones pública y deportiva, en una innegable posición de dominio. Si la corrupción empezó o no por ellos ya no importa, porque la metástasis ha cubierto el apellido.

Orfeo Suarez ( El Mundo )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*