DESDE EL CONFINAMIENTO VEO COSAS…

Sí, encerrado desde hace ya no sé cuantos días y los que nos quedan. Son tiempos de sacrificio forzado. No nos queda otra atendiendo a las indicaciones del Gobierno.

Todo sea por el bien común y por la salud de todos. Lo asumo, mas tengo para mí que estamos en una lucha en la que comienzo a pensar que aquí nadie sabe nada de nada, lo que hace más desesperante este forzoso encierro. En cualquier caso son momentos propicios para darle la vuelta a muchas cosas.

En la vorágine de la vida habitual no tenemos el tiempo del que ahora disponemos y así nos reencontramos ahora vía virtual con montones de amigos algunos incluso perdidos desde hace tiempo. Las nuevas tecnologías materializadas en las redes sociales nos permiten esos encuentros virtuales que incluso nos hace exteriorizarnos como no solemos hacerlo en persona.

Sí, en estos momentos nos transmitimos informaciones , nos sinceramos e interrelacionamos con gente con la que en otras condiciones no lo haríamos . ¡Caramba!, si hasta me he encontrado haciendo de consejero sentimental con alguna que otra persona, confinada en soledad. Asombrado estoy.

También es momento en según qué ocasiones del día de rememorar viejas amistades con una intensidad inusitada. Seguramente consecuencia de la soledad que busca su remedio en épocas pasadas. Nada como compartir esos momentos con un buen whisky que remueve los recuerdos y hace más llevadero el “ brain storming” al que uno se ve sometido por la soledad.

General Chicharro ( El Correo de España )