PEDRO Y TOMÁS ….¡APÓSTOLES DEL MAL!
-Para el segundo, mi único deseo es que haya sido pasto de los cangrejos y que si se recuperan sus huesos, se instalen en el más negro “museo de los horrores”. Y eso que sólo es un “monstruo doméstico”…
-Para el primero lo mismo, sustituyendo los cangrejos por las urnas y el “museo de los horrores” por las cloacas de la Historia.
-Pero son a cual peor…Es más, sin duda Pedro es más “apóstol del mal” ya que el impacto de su locura egocéntrica y psicopática, va unida a una ambición ciega que lleva a la muerte y la ruina a toda una Nación.
-Tomás sacrificó lo más florido de su “patrimonio” asesinando cruelmente a dos víctimas inocentes e indefensas en un acto de locura incomprensible y ciego.
-El “apóstol” Pedro, ¡aún peor! …Quiere tener en sus manos el dominio de toda un país y como nota que se le escapa de entre los dedos, actúa como un verdadero psicópata, vengativo, miserable y sin freno ético alguno.
-Conduce a la miseria que es la muerte por ahogamiento, a la sociedad que lo rechaza…Despechado, busca aniquilarla, secuestrando el poder y embarcándola en su pequeño “barquito” que abandona a la deriva, dejándolo inerme ante las olas provocadas por los vientos furiosos del Nordeste.
-Pero el muy miserable no desaparece; ¡es más! agita las olas poniendo en riesgo a las Instituciones del Estado, incluyendo a la Monarquía, para de ese modo, debilitándolas, buscar su descrédito en un intento suicida de sustituirlas y ocuparlas.
-¿Quién es más “apóstol del mal?…¿Pedro o Tomás?
Agustin Muro