DE IDA Y VUELTA
-A veces, después de pensarlo un poco, llego a entender a las feministas radicales y empodencadas.
-Si una mujer, para medrar ha de dejarse follar, es mu triste y denigrante ¿Vale?
-Pero ¿ y si un tío para follar tiene que pagar con un cargo ascendente?…¿Eso que es?
-Yo sus lo digo…¡Eso es ser un mierda!…¡Un pobre diablo!…¡Una lástima de hombrecillo, insignificante y falto de recursos erótico festivos!
-Una pena, penita, pena.
Agustin Muro