ER BOTE LENTEHA Y LA LIBERASIÓN DE LA MUJÉ
-Cuenta una leyenda populá que una mujé es incapás por si sola, dabrir un bote de lenteha de esos con tapa a presión y nesesariamente ha de recurrí ar machirulo doméstico pa tal menesté; con lo cuá la dependencia y er sometimiento femenino se puede perpetúa “per sécula seculorum”
.-Puede ser que en tan arriesgada afirmación haya algo de cierto y considerando la gravedad del problema, el Equipo Taberna ha decidido tomar cartas en el asunto, con el muy estimable consejo de Platón, el cocinero de nuestro figón, que utiliza los productos enlatados hasta para los carajillos.
-Platón dicit: ¡Mujera!…Si no pués abrí er bote con fuerza bruta, pilla un cuchiyo d´ esos de sierra y punta afilá y metiéndolo en er borde inferió de la tapa, has presión en varios puntos hasta que scuches un “plaf” carasterístico que es indisio de que sa roto er vasío der bote.
-¡Y ar machirulo que le den pol culo!
-Dilectas amigas…!haced caso al erudito Platón que sabe más por cocinero que por filósofo y es un líder incuestionable y esforzado de los movimientos por la liberación de la mujer del polígono industrial del Puerto de Sagunto, donde se ubica el figón del que todos disfrutamos…¡Nuestra ínclita y famosa taberna!.
-¡Y a mandar que para eso estamos!…Que no todo va a ser meternos con el Gobierno ya que de vez en cuando, hemos de abordar serios y peliagudos asuntos de interés nacional, como es este caso que nos ocupa.
Agustin Muro