¡ANDA Y QUE LE DEN A LA PASTOR!
-A mi me parece muy bien que alguien con un mínimo de disnidá no quiera enmierdarse yendo a la Secta…¡Vamos, yo tengo la justita y no iría ni borracho/a/e…¡ ni solo ni acompañao! que no tengo mi cuerpo de “yayo Pelayo” pa permitir que esa malaostia se corra de gusto dejando que me ”pastoree” como suele hacer con el ganao cómplice de sus tarascadas…
-¡La Pastor pa sus ovejas!…¡Y si le molesta que se joda!
-¡Tía petarda!
Agustin Muro