VAQUILLA SUELTA.
-Fue por curiosidad…posiblemente malsana; pero anoche vi un ratejo la Secta.
-Me enteré de que había desencajonada cornúpeta y me picó el gusanillo electoral.
-¡A ver que trapío mostraba!…¿Se habría recuperado de la corrida anterior?…Estuve unos minutos viendo y sobre todo escuchando…
-Parecía más cuajao, más no se como…Bueno, en realidad, más a su aire habitual…
-Seguía con su correteo por la arena, corneando uno y otro burladero, sin cuajar estampa…¡Mu suelto…mu corretón!…Bufando y removiendo el albero con las pezuñas…¡pero na más…!
-¡Donde no hay casta, poca corrida se puede esperar!…algunos derrotes por el pitón izquierdo; resoplidos al viento y pare usted de contar.
-Una cosa si que noté y es que no se fue corriendo a los corrales como en la “desescojonada” de la Ser…Posiblemente, ¡vamos seguro! porque en el coso, en esta ocasión, no había torero, torera, torere que lo fijase y le ahormara la envestida.
-¡Eché de menos la presencia de algún bombero torero!
Agustin Muro