¡ O CESAR, O ROMA !
-Hay una serie de características que se dan en todo dictador: la primera es que una vez alcanzado el poder, por el medio que sea, están convencidos de que les pertenece para siempre…¡Eso hizo Cesar!
-Otra es que dada su prepotencia llegan incluso a la locura, pierden la noción de la realidad y se embarcan en gestas imposibles y alucinadas para justificar ante su pueblo, la necesidad de su eterna permanencia en el poder como salvadores de patrias, de haciendas y bienes y así tratan de presentarse como hacedor de futuros gloriosos y benéficos, intentando así ocultar su ineficacia en su presente… ¡También eso hizo Cesar!
-Y a Cesar hubo que eliminarlo e incluso y cuando le recriminaron a Bruto su acción homicida, siendo como era su amigo, este contestó con contundencia:
– ¡Bruto amaba a Cesar, pero amaba más a Roma!
-Es hora pues, siguiendo las enseñanzas de la Historia, de desterrar la tiranía y dejarse de sumisiones y complicidades:
– ¡Urnas, urnas!…¡despierta ferro!…¡o Cesar o Roma!
Agustin Muro